08/08/2016

Glaucoma en perros

glaucoma en perrosUna definición sencilla del glaucoma es decir que es el aumento de la presión intraocular (PIO). Pero el glaucoma es una condición mucho más compleja, que se presenta como un grupo de cambios patológicos que tienen como resultado final el aumento de la presión intraocular.

El aumento de la presión intraocular prolongado o recurrente está asociado a importantes cambios degenerativos del nervio óptico y de la retina, que pueden llevar a la pérdida de la visión.

Cómo se presenta el glaucoma en perros

Sigue siendo un desafío detectar los discretos signos más tempranos del glaucoma en perros.

Inicialmente, el paciente puede presentar un ojo rojo, un reflejo azulado sobre la córnea (edema de córnea), dilatación de la pupila (midriasis) y pérdida de la visión. El cierre parcial o completo de los párpados (blefarospasmo), cambios de comportamiento y falta de apetito pueden ser signos de dolor asociados al glaucoma en perros.

Cuando no controlada, ésta presión intraocular puede llevar al aumento generalizado del tamaño del globo ocular (buftalmia).

Cómo se mantiene la presión intraocular

Para entender de que forma aumenta la presión intraocular, debemos comprender la mecánica del líquido que está dentro del ojo, llamado humor acuoso.

Formado a partir de la sangre, por una estructura que se encuentra inmediatamente por detrás del iris (el cuerpo ciliar), el humor acuoso fluye a través de la pupila y es drenado en el ángulo iridocorneal (angulo de drenaje, localizado por delante del iris).

El mantenimiento de una constante producción y drenaje de humor acuoso alcanza un equilibrio que da como resultado una presión intraocular también constante. Cualquier alteración en las vías de producción y drenaje del humor acuoso puede llevar a una alteración de la presión intraocular.

Diagnóstico del glaucoma en perros:

Durante la consulta oftalmológica, el Veterinario puede detectar los principales signos clínicos asociados al glaucoma y evaluar el estado de la retina y de papila óptica (porción visible del nervio óptico a través del estudio del fondo del ojo). No obstante, para el diagnóstico definitivo del glaucoma, es de suma importancia obtener una medida de la presión intraocular por medio de la tonometría.

Clasificacion del glaucoma en perros:

1. Glaucomas Primarios:

El glaucoma primario es aquel que no está asociado a otra enfermedad ocular o sistémica. Generalmente se presenta de forma bilateral, con una gran predisposición racial, por lo que se sospecha de una base genética.

Los glaucomas primarios, a su vez, pueden dividirse en:

  • Glaucoma primario de angulo abierto: acá podemos encontrar, al examen con un gonioscopio, que el ángulo de drenaje del humor acuoso es normal.
  • Glaucoma primario de angulo cerrado: en este caso, durante la gonioscopía vemos que el ángulo de drenaje del humor acuoso está cerrado o es más estrecho de lo que debería ser.

2. Glaucomas Secundarios:

Los glaucomas secundarios están asociados a alguna otra patología, ya sea ésta ocular o sistemica, que de alguna forma altera el flujo natural del humor acuoso.

Pueden presentarse de forma uni o bilateral, con características hereditarias o no.

También pueden clasificarse como de angulo abierto o cerrado pero de manera menos específica. Dentro de esta clasificación se encuentran los glaucomas que más frecuentemente afectan a nuestras mascotas.

Tratamiento del glaucoma en perros

El manejo del glaucoma en perros objetiva mantener la visión el mayor tiempo posible y eliminar el dolor ocular.

Tenemos 3 puntos estratégicos para actuar:

  • Aumentar el drenaje del humor acuoso;
  • Disminuir la producción de humor acuoso;
  • Proteger o prevenir el establecimiento del glaucoma en el otro ojo.

El tratamiento debe ser instituido para reducir la presión intraocular tan rápido como sea posible.

En la actualidad existen tratamientos médicos y quirúrgicos, siendo individual para cada paciente la elección entre ellos por el profesional.