08/09/2016

Úlceras corneales en perros

úlceras corneales el perrosPodemos definir a las úlceras corneales cómo lesiones en la superficie ocular.

Específicamente es la pérdida del epitelio que recubre la córnea. Este epitelio, formado por una delicada capa de 3 a 4 células, se encuentra íntimamente unido al estroma corneal, que es la  capa de mayor espesor de la córnea.

 

Úlceras corneales superficiales

úlceras corneales el perrosLas úlceras corneales superficiales son aquellas en las que solamente hay pérdida de epitelio y pequeña cantidad de estroma. Son las más frecuentes de presentarse y también son las que menos nos van a preocupar, pero generalmente son más molestas y dolorosas para nuestras mascotas.

 

Úlceras corneales profundas

úlceras corneales el perrosLas úlceras corneales profundas o perforantes son las que presentan pérdida de gran cantidad de estroma o perforación del espesor total de la córnea. En general, son úlceras menos frecuentes, pero requieren de una atención veterinaria urgente.

 

Por qué aparecen las úlceras corneales en perros?

Las causas que pueden producir úlceras son muy variadas. Entre ellas, podemos nombrar:

  • Defectos en la conformación palpebral;
  • Traumas;
  • Presencia de cuerpos extraños;
  • Infecciones y muchos otros ejemplos.

Cómo se presentan las úlceras corneales en perros?

Las señales que nos pueden hacer pensar que nuestra mascota tiene una úlcera corneal pueden ser, muchas veces, bastante inespecíficas. Podemos notar:

  • El ojo cerrado;
  • Molestia a la luz;
  • Cambios de comportamiento;
  • Pérdida de apetito;
  • Enrojecimiento del ojo;
  • Exceso de humedad alrededor de los ojos, entre otros signos.

Ante la presencia de una o más de estas señales, lo más recomendable es una consulta oftalmológica y el inicio del tratamiento adecuado, lo más pronto posible.

 

Diagnóstico de las ulceras corneales en perros:

El diagnóstico  de las úlceras corneales es sencillo. Se realiza mediante el uso de colorantes vitales, siendo el más usado el test de fluoresceína.

Con el auxilio del biomicroscopio, el Veterinario puede dimensionar  la extensión y profundidad de la úlcera. Es to le brinda una base para instituir el tratamiento más adecuado para el paciente e informar un pronóstico con más exactitud.

 

Tratamiento de las ulceras corneales en perros:

El tratamiento de una úlcera corneal puede ser muy variable, dependiendo de la extensión, profundidad y causa de la úlcera. Siempre se lleva en cuenta la repercución de esta úlcera a la córnea en general y a otras estructuras del ojo.

Habiendo una causa de base de la úlcera, puede ser que esta no se resuelva hasta que se corrija la alteración que la causó y/o la perpetua.

De manera general, la mayoría de las úlceras que no concurren con ninguna complicación recibe un tratamiento tópico, con el fin de dificultar la contaminación bacteriana secundaria y auxiliar la cicatrización corneal. Pero no es poco frecuente que úlceras complicadas, profundas o extensas tengan una recomendación quirúrgica. En estos casos, el tipo de cirugía puede variar, de acuerdo al más indicado al paciente en el momento.