08/08/2016

Cirugías Reconstructivas y Reparativas

oftalmo-vetEn este apartado, queremos hacer referencia a aquellas intervenciones donde debemos restaurar tejidos alterados o lesionados, para garantizar la funcionalidad y estética palpebral.

Dentro de los ejemplos, podemos citar todas las alteraciones anatómicas que involucren el borde palpebral, tales como tumores, heridas por peleas o accidentes, entropión y colobomas palpebrales, entre otras.

En él área que nos ocupa, es de fundamental importancia que el borde palpebral sea reconstituido de modo que pueda cumplir sus funciones, garantizando la salud ocular y sobretodo la salud corneal. De poco sirve solucionar una herida palpebral dejando en el borde del parpado un escalón, lugar que va a permitir el escape de las lagrimas y que puede llegar a ser una fuente de irritación ocular.

Otro punto a destacar es el ángulo nasal. Allí se encuentran las vías de drenaje de las lágrimas, por lo que constituye un área de suma importancia. Su correcto posicionamiento anatómico evita el escape de la lagrima hacia lugares incorrectos, que podría causar irritación en la piel que rodea el ojo y alteraciones estéticas.

Existen numerosas técnicas quirúrgicas que permiten lograr, trabajando con materiales adecuados, un funcionamiento adecuado de los párpados. En segundo lugar, y sin dejar de ser un punto importante, una apariencia estética aceptable.