06/08/2016

Consulta Oftalmológica

En la Oftalmología Veterinaria, una consulta completa y eficaz es indispensable para establecer un diagnóstico, además de ayudar a implementar un plan terapéutico adecuado.

Primera visita

Oftalmología Veterinaria

Al llegar al consultorio, haremos una ficha del paciente. Mientras tanto, le daremos tiempo a acostumbrarse al nuevo ambiente y a nuestras voces. Es muy importante que el paciente y sus tutores estén cómodos durante la consulta. Por eso, optamos por un abordaje tranquilo y amigable.

Empezaremos con algunas preguntas. Obteniendo informaciones sobre los síntomas, enfermedades anteriores y concomitantes, tratamientos implementados y cualquier medicación adicional utilizada, por ejemplo. Así, empezamos a conocer a nuestro paciente, sus particularidades y la posibilidad de sus tutores de medicarlo.

Consulta oftalmológica

Luego, pasaremos a la consulta oftalmológica propiamente, implementando algunas importantes pruebas, y métodos diagnósticos, como:

  • Prueba de deambulación:

Puede ser realizada de manera simples o con obstáculos, evaluando el comportamiento del paciente en un ambiente ajeno;

  • Prueba de reflejos pupilares:

Nos permite evaluar la función de la retina, nervios cranianos II y III, mesencéfalo y iris;

  • Prueba de amenaza:

Nos permite evaluar la función de los nervios cranianos II y VII y del centro de la visión;

Nos permite evaluar la producción lagrimal del paciente, usando tiras de papel filtro específicas dispuestas en sobres individuales con dos tiras estériles, una para cada ojo.

Nos permite evaluar el segmento anterior del ojo y sus estructuras anexas de manera no invasiva y sin moléstia para el paciente. Esto nos permite explorar gran variedad de características ópticas y microscópicas, lo que facilita establecer el diagnóstico, pronóstico y tratamiento más adecuados en el momento.

Indispensable en el diagnóstico de glaucoma (donde la presión intraocular aumenta), la tonometría, técnica que permite medir la presión intraocular, también es muy importante en el diagnóstico de otras enfermedades oculares.

El oftalmoscopio directo y el oftalmoscopio indirecto binocular permiten un estudio más completo del fondo del ojo. Una cámara acoplada al oftalmoscopio indirecto, nos permite, también, gravar imágenes en tiempo real durante el estudio.

Nos permite, principalmente, evaluar la presencia lesiones superficiales de la córnea y conjuntiva, así como de úlceras corneales y la gravedad de estas, además de valorar la estabilidad, por lo tanto la calidad, de la película lagrimal.

Pueden ser necesarios algunos otros estudios complementarios, como:

 

Luego de realizadas estas pruebas estaremos en condiciones de arribar a un diagnóstico, formular un pronóstico e instaurar un tratamiento adecuado.

Durante la consulta oftalmológica, todos estos puntos son explicados de la forma mas sencilla posible para que los tutores logren comprender lo que está sucediendo con su mascota. Además, como puede evolucionar el cuadro y cual será la mejor forma de tratamiento.